Ambientación

Innumerables son las historias que conocemos, de seres mágicos, mundos lejanos, incluso dimensiones paralelas. ¿Qué pasaría si te digo que todo lo que has oído es real?. Si, todo es real, y está a solo un paso de distancia.

Hace mucho tiempo la gente que dominaba la magia y hechicería tuvo ambiciones destructivas para con si mismos y el mundo, pensaron que al poseer dicho conocimiento serían seres casi omnipotentes, lo que ellos no conocían era que al abusar de ella, las barreras que mantenían a los mundos separados comenzaron a unirse gracias a la oscuridad que crecía en los reinos por estos abusos.

Hoy en día cualquier raza puede encontrarse en cualquier reino, ya que las brechas espacio tiempo creadas por la oscuridad, las cuales todos conocen como Portales, les permiten viajar entre ellos, aunque todo viaje tiene sus consecuencias...

Últimos temas
» En qué estás pensando.
Jue Mayo 24, 2018 12:00 am por Amalia Borgia

» Bonjour ma petite fille. [Privado|Rosie]
Vie Feb 10, 2017 5:25 am por Aleksandr Bozkurt

» Confieso que
Sáb Ene 14, 2017 6:09 am por Rosie

» Una tarde afortunada. [Privado-Rosie]
Jue Ene 05, 2017 9:13 pm por Rosie

» Habilidades Aprobadas
Vie Nov 11, 2016 6:53 am por The Author

» Ronda 1, Dupla 3 vs Dupla 10
Vie Nov 11, 2016 2:36 am por Jeanne D'Arc

» Presentación || [Privado con Participantes]
Vie Nov 11, 2016 2:03 am por The Author

» Ronda 1, Dupla 6 vs Dupla 7
Vie Nov 11, 2016 1:54 am por The Author

» Ronda 1, Dupla 5 vs Dupla 8
Vie Nov 11, 2016 1:53 am por The Author

Administración
The Author
Magic Quill
Administrador
Enviar MPVer perfil
Alioscars
PJ masculino
Kristoff
Mejor tema
WYD
Mejor pelea
We'll have to hurt for now
Pj femenino
Caliel [Chesire]
La heroína
Rhiannon
El villano
Hayate Tsubasa
Moderadores

Competidores
Créditos
Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best.

Into the Darkness is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional LicenseEste foro es responsabilidad de la Administración y los moderadores, los elementos utilizados en los documentos de cada raza fueron obtenidos en gran parte de libros de rol de mesa, las imágenes fueron obtenidas de Google, tumblr y bing.

[Priv. Cze] Do not speak.

 :: Zona On Rol :: Mundo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Priv. Cze] Do not speak.

Mensaje por Amalia Borgia el Miér Ago 31, 2016 9:30 am


Guiza, Egipto. 02/sept/2016 13:30

El calor era abrumador, tanto que su cuerpo sudaba mucho más que de costumbre, pero era agradable, distinto al frío de Siberia, distinto a todo lo que había  sentido. Su piel parecía estar en llamas, pero ni por un segundo pensó en alejarse del sol. Estaba en tierras extrañas, en un lugar en el que nunca soñó con visitar, pero un galliard debe hacer lo que Gaia le dicta y por alguna razón que desconocía ese lugar había aparecido en sus sueños, así que no perdió tiempo y cobró un favor, en cuestión de segundos se encontraba en Egipto.

Un vestido, sandalias y sudor, pero eso no evitaba que disfrutara del ambiente, estaba en uno de los sitios más hermosos del mundo, un puñado de turistas hasta donde los ojos alcanzaban a ver y ciertos sectores protegidos por lo que parecían ser policías, pero aquello no importó, Amalia logró escabullirse sin problemas hasta llegar a lo que parecía un túnel y antes de que alguien pudiese detenerla entró corriendo, la luz del sol se alejaba cada vez más hasta que todo quedó en oscuridad, aunque  para la loba aquello no era ningún problema, la oscuridad no era nada para sus ojos de licántropo.

Los ruidos del exterior se iban haciendo cada vez más suaves, pero poco a poco notó que no estaba sola, alguien más estaba allí, podía escuchar su respiración, los latidos de su corazón como una débil canción y antes de poder pensar su curiosidad comenzó a crecer, necesitaba saber de quién se trataba, tal vez él o ella era la razón de por qué Gaia la había levado hasta allí.

Vestimenta:
avatar

Licántropo 5
Licántropo 5

Puntos de Vida :
30

Mensajes :
142


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv. Cze] Do not speak.

Mensaje por Cze Hawass el Vie Sep 02, 2016 4:29 am


Las vacaciones habían llegado y era hora de volver a casa. Como actor y modelo reconocido en el medio, tengo que salir muy a menudo de casa para visitar sitios tan alejados como Taiwán o Canadá. Ciertamente prefiero el segundo país, ahí solo hay nieve y vientos violentos, sin embargo, me encuentro aquí en el corazón del Cairo en Egipto. Mi padre es un reconocido y vanagloriado egiptólogo… un saqueador de tumbas con título llamado también arqueólogo. En fin, me contrató como fotógrafo, quería que retratase la alegre exhumación de un nuevo cadáver que al parecer es de la época del faraón Akenatón, su faraón favorito y de ahí mi segundo nombre.

No soporto estar aquí, apenas es medio día y siento que me estoy muriendo. Hacen más 60 grados y estamos bajo sombra, en un túnel de hecho. Tal parece que el desierto sabe de mi presencia y se ha esmerado por brillar mucho más fuerte. Por algunos segundos pensé que mi piel se iba a enrojecer por el calor, pero eso no pasó. Solo sentía interminables y eternas gotas de sudor cayendo por mi piel. El calor en el interior de la tumba de Nefertiti se estaba convirtiendo en la mía literalmente. Aún con mi cámara en manos salí de aquel lugar, no podía respirar más el olor a muerte añeja ni sentir el hedor de los infiernos. Al salir y tras meter la mitad del cuerpo en los abrevaderos de los camellos me sentí más aliviado. Hacía algunos años que estoy no era tan complicado, sin embargo, ya no soy el mismo desde hace mucho tiempo.

Ahora con camisa seca y cabello amarrado solo quería ver el horizonte y pensar que estaba en algún risco congelado de Nunca Jamás con las gélidas ventiscas de las cumbres. Todo era paz y tranquilidad o al menos mientras caminaba en los alrededores de las pirámides. No llevaba los anteojos puestos cuando una borrosa forma corría desesperada al interior de Keops, ¿qué es lo que estaba tratando de hacer? ¿Perderse hasta la muerte en esos laberintos? Conozco la mayoría de esos caminos y sé que muchos aún tienen trampas funcionales aún después de casi cinco mil años, pero no todos. Llevado por la preocupación más que otra cosa fui tras ella. No me preocupaban los guardias, digamos que hasta el maldito Forest Gump hubiese podido conseguir trabajo de seguridad, sobretodo si es en el medio del desierto.

Me acerqué hasta tenerla casi en frente, no quería asustarla con mi presencia en ese lugar tan oscuro y lúgubre. La miré de pies a cabeza, en la cabeza me apareció la palabra “modelo”, ya que era muy alta y por detrás se veía muy bien. Iba a tocarla pero recordé que para algunas personas son demasiado sensibles a la temperatura de mi piel. Mi otra opción era hablarle, no obstante, ella se veía extranjera y venía de algún lugar peculiar, ¿quién en su sano juicio iría al desierto en vestido y con sandalias? Además, ¿en qué idioma debería hablarle? ¿Inglés? ¿Español? ¿Italiano? ¿Francés? Apenas entiendo algo de alemán. Respiré profundo y al final posé la mano sobre su hombro. Solo espero que no crea que soy el fantasma de algún faraón, pues justo cuando lo hice. La puerta principal había sido cerrada, por los ineptos guardianes supongo, después de todo es domingo y no iban a abrir hasta el jueves en la mañana. Bienvenida a Egipto, querida próxima extraña.

Apariencia:
avatar

Icebreaker 1
Icebreaker 1

Puntos de Vida :
30

Mensajes :
92

Edad :
29

Localización :
El Cairo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv. Cze] Do not speak.

Mensaje por Amalia Borgia el Sáb Sep 03, 2016 11:10 pm

Centenares de melodías habían pasado por los oídos de la loba, pero nada que hubiese escuchado se asemejaba en lo más mínimo al compás de aquellos latidos, el único problema era que el volumen era tan débil que debía esforzarse demasiado para llegar a escuchar. Podía sentir que aquel ser se econtraba cada vez más cerca, pero aquello no la ponía nerviosa, no lo sentía como una amenaza ni mucho menos. Finalmente se rindió y cerró sus ojos para poder escuchar con mucha más claridad, era casi una lucha entre el odio y el amor, entre la luz y la oscuridad, entre el frío y el calor. Si le hubiesen dado a elegir hubiese adivinado licántropo, pero no olía a licántropo.

De pronto el calor comenzó a hacerse menos intenso y Amalia dejó de percibir ciertos ruidos en el ambiente, pero aún no deseaba abrir sus ojos así que sin pensarlo aflojó sus zapatos sólo moviendo un poco sus pies hasta lograr quitárselos, cuando su piel estuvo en contacto con el suelo las pequeñas vibraciones de la tierra llegaron corriendo a su cuerpo, el ser estaba mucho más cerca de lo que había pensado y cuando estaba por abrir los ojos sintió un ruido estridente acompañado de un frío intenso que atravesaba su hombro, desde la piel hasta llegar al hueso. Sin decir nada se volteó y abrió los ojos, estaba en plena oscuridad, pero aquello no significaba nada para un licántropo con ella, aunque generalmente demoraba unos segundos en acostumbrarse, mas ahora como había estado con los ojos cerrados por un tiempo fue instantáneo.

Lo que encontró ante ella fue algo que definitivamente no esperaba, aquel ser tenía un aspecto masculino y antropomorfo ¿Qué era y por qué era tan frío? Sin hablar se acercó un poco más a él, no sabía si él era capaz de verla ahora que ya no había luz, pero no importaba, si la atacaba sólo debía defenderse. Lentamente llevó su nariz a oler el cuello ajeno, el pecho ajeno y finalmente el rostro ajeno, pero para ello tuvo que apoyar ambas manos en el pecho del extraño y pararse en la punta de sus pies. Sus palmas se sintieron frías, pero no con la misma intensidad de su hombro, tal vez porque había una capa de tela entre la piel ajena y la propia, interesante. Luego de hacer aquello tomó impulso y dio un sato hacia atrás, era extraño, pero las vibraciones en el suelo eran demasiado irregulares, como si debajo del suelo hubiese más que sólo tierra, pero no se detuvo, siguió retrocediendo intentando caminar pisando aquellos sectores que no vibraban en absoluto.

Ojalá él pudiera verla, de esa forma podría seguirla y jugar ¿A las escondidas tal vez? cuando ese pensamiento cruzó su mente se dio la media vuelta y salió corriendo, sería divertido si él pudiera seguirla y si no es que simplemente no era un compañero de juegos apropiado.
avatar

Licántropo 5
Licántropo 5

Puntos de Vida :
30

Mensajes :
142


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv. Cze] Do not speak.

Mensaje por Cze Hawass el Mar Sep 06, 2016 5:51 am


Antes de que pudiera ver bien su rostro, las luces habían desaparecido. A duras penas pude ver el color de su cabello a través de los vidrios empañados de mis anteojos por el calor del ambiente y el frío de mi cuerpo. Es algo a lo que ya me acostumbré después de tantos años, pero en ese mismo instante lo odié demasiado, pues no podía ver casi nada y lo poco que podía, estaba borroso por el agua.

Tenía todas las intenciones de decirle algo, preguntarle del porqué había entrado o porque llevaba zapatos inadecuados, pero de repente me vio obligado a bajar mi mano del hombro ajeno. Ella se había volteado o al menos eso pareció hasta que pude confirmarlo, pero… ¿Qué estaba haciendo? No me agradaba que tocaran mi cuerpo, más que todo porque a las personas les suele molestar o hasta herir cuando lo hacen, sin embargo, sus palmas se sentían muy cálidas, algo hacía mucho que no sentía desde hace mucho. Conozco la temperatura de un humano y esa era un poco más elevada, muy parecida a la de mi padre, curioso. Dejé que ella me ¿olfateara? Tocara o lo que quisiera, no estaba incómodo de lo que ella hiciera en ese momento, no podía verla, pero me sentía muy bien.

Esa sensación pronto cambió a una de extrema preocupación cuando ella se alejó de mí y lo siguiente fue terrible. Solo sé que salió corriendo por una pequeña ráfaga de viento que dejó tras ella. Mi primer instinto fue hacer lo mismo, pero me tropecé con unos zapatos. ¿Ahora cómo demonios voy a encontrarla? Los suelos eran de piedra, pero en muchos lugares tenían arena y los pasos no se escuchan. Me levanté sin saber qué hacer, me desesperaba que se pueda hacer daño, pues como dije, conozco este lugar como la palma de mi mano y sé que hay muchas trampas en el laberinto, trampas que aún pueden funcionar si no se es cuidadoso. Sabía exactamente en dónde estaba parado, así que no fue muy difícil llegar a la caja de emergencias donde había un pequeño bolso con una linterna, baterías, comida y agua. Lo suficiente como para un día. Me la puse al hombro y con linterna en mano salí a buscarla por donde creí que podría estar.

La verdad es que estaba muy preocupado, pero me di cuenta de algo. ¿Ella estaba jugando conmigo? Sonreí sintiéndome algo tonto, así que decidí jugar también. Caminé por los largos pasadizos con pasos más ruidosos de lo normal mientras musitaba una canción que me parecía adecuada para ésta oportunidad. Era más fácil llevarla a donde yo quisiera y acorralarla que esperar a que no encuentre la muerte por casualidad, Anubis estaba muy viejo para recibir a ambos.

Estábamos en un lugar peligroso en donde cualquiera de los dos podría morir atravesados por lanzas o flechas de cinco mil años de antigüedad y realmente me preocupaba por su seguridad, pero me interesaba más el cómo terminaría esta historia y sobretodo, qué sería el premio. Juguemos a la presa y al cazador, si así lo desea.

Reach out:
avatar

Icebreaker 1
Icebreaker 1

Puntos de Vida :
30

Mensajes :
92

Edad :
29

Localización :
El Cairo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv. Cze] Do not speak.

Mensaje por Amalia Borgia el Jue Sep 08, 2016 5:56 am

Corría muy rápido sirviéndose de su fuerza para aumentar la potencia en sus piernas, de esa forma se movía a una velocidad que casi hacía parecer que sus pies no tocaban el suelo y aquello le encantaba profundamente, sobre todo porque si bien en una situación norma le hubiese sido ligeramente más difícil esconderse en medio de la oscuridad era casi demasiado fácil. De momento sintió como si un hilo de hielo atravesara su espalda y de inmediato saltó dos metros hacia atrás, en ese mismo instante tres lanzas se clavaron en la pared frente a ella, pero ¿De dónde habían salido? Todo ocurrió demasiado rápido como para poder identificar la dirección, una sonrisa amplia se posó en los labios de la loba, estaba jugando a las escondidas de una forma extrema. Una risa alegre se escapó de sus labios, pero luego escuchó unos pasos que estaban cada vez más cerca... él sabía donde estaba.

A lo lejos pudo ver una luz y de inmediato chasqueó la lengua, ya no era tan divertido si él podía ver, de inmediato continuó corriendo, pero ahora tenía mucho más cuidado pues si bien no tenía idea de donde habían venido esas lanzas si pudo determinar que se liberaron cuando pisó una parte del suelo que vibraba, tal vez porque había reposado todo su peso, así que ahora sabía que habían ciertos lugares que era mejor no pisar.

Su cuerpo se movía entre lo que parecían anchos pasillos, pero, de alguna forma entró pro un lugar mucho más angosto. Continuó avanzando hasta que ya su cuerpo no podía moverse con facilidad, pero aún así siguió intentándolo, pues ya estaba por salir a un lugar mucho más amplio. La presión que las paredes de aquel mini túnel ejercían sobre su cuerpo comenzó a aumentar y ya casi estaba por salir, así que sin pensarlo dos veces se dislocó los hombros para lograr atravesar hacia un nuevo pasillo, sus huesos a penas sonaron un poco y en segundos estaba libre, acomodó sus huesos y miró a su al rededor, pero aquel lugar se veía familiar. Avanzó despacio y vio sus zapatos en el suelo ¿Había vuelto al lugar en el que había comenzado a correr? ¿Dónde estaría aquel hombre? Respiró profundo y en seguida encontró el rastro de aquel aroma, sin problema comenzó a seguirlo.

El aroma de aquel ser no era como nada que hubiese olido antes, era como el hielo, aunque el hielo rara vez tenía olor, era extraño, pero no desagradable, a decir verdad no sabía qué palabra usar para describirlo. En poco tiempo pudo verlo a lo lejos, había acercado, la luz era una linterna, pero ¿De dónde la había sacado? Sin hacer ruido, o al menos intentando no hacer ruido, corrió directo a aquel extraño y sin pensar siquiera en su reacción posó ambas manos en su espalda. De nuevo frío, era como si sus palmas se congelaran, pero ¿Era realmente una sensación o era una habilidad de aquel ser? No lo sabía, pero quería averiguarlo.
avatar

Licántropo 5
Licántropo 5

Puntos de Vida :
30

Mensajes :
142


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv. Cze] Do not speak.

Mensaje por Cze Hawass el Vie Sep 09, 2016 6:44 am


Estaba caminando lento con pasos muy firmes en la arena, de alguna manera quería que me ella lo escuchara y fuera por caminos más seguros. Hasta ese momento, ya estaba muy molesto porque cada cierto tiempo tenía que golpear la linterna para que funcionara. Al parecer la administración había olvidado hace mucho tiempo de cambiar las baterías de emergencia. Estúpida cosa, ¿por qué me tiene que pasar esto justo ahora? Estaba en una intensa pelea por mantener la poca luz que me daba algo de visibilidad, después de todo creo que no heredé la buena visión de mis padres. Caminé siguiendo las huellas de la dama por arena, pero en cierta parte me detuve en seco.

El estruendo rebotó por las paredes de todo el lugar, ¿qué había pasado? ¿Activó algo? Usé la única buena habilidad que tenía, corrí lo más rápido que pude siguiendo aquel sonido. Llegué, pero al parecer era muy tarde. A un lado estaban las lanzas destrozadas, miles de astillas estaban por el lugar y las afiladas puntas aún parecían mortales. No vi muestras de sangre por ningún lado, así que estuve más calmado, pues estaba seguro que no estaba lastimada. Me agaché para ver el recorrido que había seguido, sonreí aliviado porque sabía exactamente a dónde iba a parar, solo fue cuestión de tiempo para encontrármela de nuevo.

Su temperatura era muy cálida, sentía que me penetraba la piel como pequeñas agujas. Dolía, poco pero definitivamente podía distinguir fácilmente cuando me tocaba. Con irreverencia me recordaba a las manos de mi madre, también a la primera y la última vez que mi padre me tocó. “Me dueles” dijo el licántropo antes darse vuelta y seguir sacando arena con una mini escoba sobre de una tumba de la realeza egipcia.

Creo que en ese momento suspiré disfrutando aquello y tardé mucho tiempo en reincorporarme al espacio-tiempo. Me giré despacio para no asustarla, por alguna razón pensaba que podía hacerlo aunque había sobrevivido a una trampa egipcia de 5000 años. La luz de mi linterna dio directo al rostro de la dama, pero solo me centré en sus ojos. Si me dices ahora mismo que describa su rostro, con toda sinceridad te diré que no tengo la menor idea, sin embargo, recuerdo muy bien sus ojos. Aquellos orbes de un azul más profundos y hermosos que el atlántico con esos destellos celestes podían hacerte perder muy fácil, eran como un hermoso sendero que podrían llevarte al cielo o con los 42 jueces en sin necesidad de pestañear. Mirarlos simplemente era un espectáculo al cual solo vi por un par de segundos, pues la maldita linterna esta vez se murió. No obstante, no fue impedimento para acercarme a ella… craso error.

Olvidé por completo en dónde estaba y lo que había entre la arena debajo de mis pies, sobretodo aquel azulejo gris que estaba en relieve. Mi gélida diestra estaba a punto de rozar su rostro, de eso estaba seguro, podía sentirlo, pero el crujido de la activación de la trampa me detuvo. Cerré los ojos con fuerza tratando de recordar qué cual era la consciencia, entonces solo sonreí como un tonto porque no podía recordar algo que nunca se supo. Por un momento me sentí aliviado, estaba preparado para presentarme, después de todo, quizás las leyendas no eran tan ciertas y no todas las trampas estaban funcionales después de tanto tiempo… segundo craso error.

No pasó mucho cuando el suelo, las paredes y el techo comenzaron a vibrar. ¿Un terremoto? Eso era imposible, en 60 años solo han hubieron 3 sismos, esto era algo peor, algo mucho peor de lo que imaginaba. El agua empezó a filtrarse por las juntas de los enormes ladrillos. Presuroso saqué la cuerda de la mochila y con nudos simples pero fuertes uní nuestras cinturas, muy a pesar del dolor que ambos podamos sentir la abracé para proteger su cuerpo con el mío y ahí me quedé, esperando la inundación que muy posiblemente nos llevaría a nuestras muertes… mi segunda muerte.
avatar

Icebreaker 1
Icebreaker 1

Puntos de Vida :
30

Mensajes :
92

Edad :
29

Localización :
El Cairo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv. Cze] Do not speak.

Mensaje por Amalia Borgia el Jue Sep 29, 2016 7:56 pm

El frío del cuerpo ajeno parecía hacer morada en las palmas de sus manos hasta que el desconocido se volteó y una vez más Amalia pensó que vería su hermoso rostro, en cambio una luz cegó por completo su visión y no fue hasta que esa luz se detuvo que pudo cerrar sus ojos intentando volver a adaptarse a la oscuridad, desventajas de los sentidos agudizados, sobre todo de un galliard como ella. Mordió su labio inferior con algo de fuerza, tal vez demasiada pues en poco tiempo pudo sentir el metálico y salino sabor de su sangre, pero eso era necesario para ella, para enfocarse más rápidamente, después de todo no podía simplemente quedarse ciega en una situación como esa. Estaba por decir algo cuando un sonido la hizo abrir los ojos de par en par, el cuerpo de la loba se tensó por completo como si cada molécula de su ser intentara decirle que estuviera preparada para algo, pero ¿Para qué?

En segundos comenzaron aquellas vibraciones, Amalia cerró los ojos una vez más, necesitaba establecer contacto con la tierra, pero aún descalza era extremadamente difícil en la arena, las vibraciones eran mucho más extensas y se perdía por completo el punto de origen, si tan solo pudiese encontrar alguna clase de conductor, algo que transmitiera ondas continuas, algo que la ayudara a descubrir de dónde venía toda esa energía que movía el lugar y justo cuando estaba comenzando a reclamarle a Gaia en su mente escuchó una nueva melodía, agua. Una sonrisa se formó en su rostro pues a penas el líquido comenzó a llegar a las plantas de sus pies las vibraciones se hicieron más claras, no pudo evitar sentir alegría y antes de que pudiera hacer cualquier cosa sintió como su cuerpo era atraído hasta el del extraño y entonces un frío más doloroso que el de Siberia invadió su cuerpo arrancando unos cuantos gemidos desde su garganta, nunca antes había sentido una temperatura como esa, no tan fuerte, no tan cerca.

La loba respiraba con cierta dificultad, el dolor era intenso, pero no era desagradable, no podía explicarlo bien, era de esos dolores que son tan terribles que ¿agradan? como fuera abrió los ojos y ya podía ver, el agua había incrementado hasta el punto que llegaba a sus caderas, pero ¿Dónde estaba la vibración principal? ¿De dónde venía aquello que liberaba toda esa energía? Podía escuchar los latidos de su corazón fuertes, tan fuertes que era como si intentaran gritar y entonces, cuando el ruido de sus latidos fue más fuerte lo notó, detrás de ella, el punto de energía que gatillaba todo, desde la vibración que habían sentido, hasta el agua que ahora llegaba más arriba de su cintura estaba sólo a un paso.

Bruscamente echó su cuerpo hacia atrás retrocediendo y cuando estuvo en el punto indicado levantó su pierna derecha y luego la dejó caer con mucha fuerza, tanto que el lugar tembló, pero sólo lo suficiente como para trabar el mecanismo que hacía correr el agua, pero no lo demasiado como para ponerlos en una nueva situación de peligro. En segundos el agua había dejado de llenar el lugar, pero ya había quedado por sobre la cintura de la loba. El peligro había pasado, pero el frío, el dolor y los nervios no así que sin más dejó que una risa se escapara de sus labios, una melódica y alegre, pero ¿Acaso no podía estar alegre por aquella extraña situación en la que se había metido? Soportando el dolor y aún no la respiración relativamente entrecortada levantó sus brazos y rodeó el cuello del desconocido para darle un abrazo, ambos habían sobrevivido, al manos así lo veía Malia.

Lentamente llevó su rostro frente al rostro del desconocido y con su nariz rozó la punta de la nariz ajena, había una sonrisa amable en sus labios, pero dudaba que él pudiera verla, sin decir nada, sin dar una advertencia siquiera llevó sus labios hasta los de aquel hombre y los selló en un beso, tal vez el más doloroso de los besos que había dado ese año.
avatar

Licántropo 5
Licántropo 5

Puntos de Vida :
30

Mensajes :
142


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv. Cze] Do not speak.

Mensaje por Cze Hawass el Mar Oct 25, 2016 4:01 am


Algo que detesto de mi condición es que mi tempreratura es muy baja y eso trae consecuencias graves. Recuerdo que cuando estaba vivo era muy de piel, me gustaba tocar a las personas y que ellos me tocasen, eso cambió cuando morí. Las personas decían que les dolía tocarme o que les daba demasiado frío como para permanecer a mi lado por mucho tiempo. Aquello me hizo cambiar en totalidad, no soy de tocar a nadie ni dejar me toquen, es preferible evitar que salgan lastimados. El sol me hace daño y el calor de ciertos cuerpos me da ligero escozor, puedo soportar, pero prefiero no tenerlo. Otra cosa que evito es el contacto con el agua, amo el agua con toda mi vida, pero es tedioso tener que sacar la fina capa de hielo que se forma sobre mi piel. Esta vez no fue la excepción. Con el agua por la cintura y el cuerpo mojado, sin contar la oscuridad turbia dentro, era toda una travesia peligrosa quedarse. Todo eso resultó una gran nada para mí a comparación de lo que había visto. Mi mente aún seguía enfocada en aquellos ojos azules, no puedo mentir, quedé impactado con esa pequeña fracción de segundo que la vi.

Incluso podría decir que olvidé sorprenderme cuando ella dio el pisotón en el suelo y el mecanismo se detuvo junto al agua. Estaba seguro de que Osiris, Horus, Ra, Amon y todos los dioses del mundo nos amaban demasiado por haber ayudado a que sobreviviéramos, pero poco o nada me imporaba, solo podía pensar en sus ojos brillantes y perdidos como perlas en el mar Egeo. Mis ojos dañados se esforzaron al máximo para poder enfocar algo, aunque los vidrios de mis anteojos comenzaban a congelarse a los bordes. Sus risillas de alegría produjeron algo en mí, como una presión en el pecho como si tuviera una bolsa de aire que se inflara cada vez más y más, ¿qué era eso? No pude saberlo hasta que escuché el hielo de mi rostro y barba romperse, yo estaba sonriendo muy amplio, era algo que no había echo en mucho tiempo. Estaba... feliz, ella me había contagiado esa emoción, la cual al parecer había olvidado en alguna estancia de mi vida.

Ella se acercó a mí y rodeó mi cuello con sus brazos. Esa sensación dolió un poco, su piel era muy cálida, más que la de un humano común y corriente. Ninguna humana podría ocasionar ese escozor ni esa sensación de agrado a la vez, es difícil de explicar, es muy confuso. Aún así, mis brazos sin dudar rodearon su cintura, sentí que nos miramos por unos segundos antes de que pudiera saborear sus labios sobre los míos. Dolía, pero era un dolor sublime, no molestaba, sino que daban ganas de querer más y más. La acorralé contra la pared de piedra por unos instantes, piedra cual pude sentir con el dorso que tenía una gran grieta. No fue mucho tiempo cuando de nuevo la estructura comenzó a temblar y el agua comenzaba a salir con mucha más fuerza. Ok, era hora de retirarse antes que Keops nos hundiera para siempre.

Me separé de ella y corté la soga que nos unía lo más rápido que pude. Estaba seguro de que podía ver en la oscuridad, así que solo hice una seña para que me siguiera. La caminata fue difícil, el agua estaba hasta el pecho, pero al fin habíamos llegado hasta nuestra única salida. Se trataba de una especie de columna hueca a medio construir que utilizaban antes para algo que no se sabe, no era de la época de la pirámide, pero estaba ahí. La caída era incierta, nadie sabía qué había en el fondo. Nadie excepto yo, dentro había uno de esos afortunados portales. La última vez que lo usé, terminé en bar bebiendo ron con el Che Guevara. Así que no podía determinar en dónde ni en qué tiempo terminarías, pero al menos estaríamos vivos para poder jugar. Porque besar a alguien mientras tienes un bloque de piedra de 5000 años de antiguedad en la cabeza, es un poco... dificultoso. Finalmente estendí la diestra a la loba esperando a que confiara en mí para salir de ese lugar y no ser enterrados con los otros faraones. Nunca pensé que alguien fuera capaz de romper una pirámide, pero obviamente estaba equivocado.
Salida:

avatar

Icebreaker 1
Icebreaker 1

Puntos de Vida :
30

Mensajes :
92

Edad :
29

Localización :
El Cairo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv. Cze] Do not speak.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 :: Zona On Rol :: Mundo

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.