Ambientación

Innumerables son las historias que conocemos, de seres mágicos, mundos lejanos, incluso dimensiones paralelas. ¿Qué pasaría si te digo que todo lo que has oído es real?. Si, todo es real, y está a solo un paso de distancia.

Hace mucho tiempo la gente que dominaba la magia y hechicería tuvo ambiciones destructivas para con si mismos y el mundo, pensaron que al poseer dicho conocimiento serían seres casi omnipotentes, lo que ellos no conocían era que al abusar de ella, las barreras que mantenían a los mundos separados comenzaron a unirse gracias a la oscuridad que crecía en los reinos por estos abusos.

Hoy en día cualquier raza puede encontrarse en cualquier reino, ya que las brechas espacio tiempo creadas por la oscuridad, las cuales todos conocen como Portales, les permiten viajar entre ellos, aunque todo viaje tiene sus consecuencias...

Últimos temas
» En qué estás pensando.
Jue Mayo 24, 2018 12:00 am por Amalia Borgia

» Bonjour ma petite fille. [Privado|Rosie]
Vie Feb 10, 2017 5:25 am por Aleksandr Bozkurt

» Confieso que
Sáb Ene 14, 2017 6:09 am por Rosie

» Una tarde afortunada. [Privado-Rosie]
Jue Ene 05, 2017 9:13 pm por Rosie

» Habilidades Aprobadas
Vie Nov 11, 2016 6:53 am por The Author

» Ronda 1, Dupla 3 vs Dupla 10
Vie Nov 11, 2016 2:36 am por Jeanne D'Arc

» Presentación || [Privado con Participantes]
Vie Nov 11, 2016 2:03 am por The Author

» Ronda 1, Dupla 6 vs Dupla 7
Vie Nov 11, 2016 1:54 am por The Author

» Ronda 1, Dupla 5 vs Dupla 8
Vie Nov 11, 2016 1:53 am por The Author

Administración
The Author
Magic Quill
Administrador
Enviar MPVer perfil
Alioscars
PJ masculino
Kristoff
Mejor tema
WYD
Mejor pelea
We'll have to hurt for now
Pj femenino
Caliel [Chesire]
La heroína
Rhiannon
El villano
Hayate Tsubasa
Moderadores

Competidores
Créditos
Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best.

Into the Darkness is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional LicenseEste foro es responsabilidad de la Administración y los moderadores, los elementos utilizados en los documentos de cada raza fueron obtenidos en gran parte de libros de rol de mesa, las imágenes fueron obtenidas de Google, tumblr y bing.

Viejos lugares, nuevos recuerdos. [Privado|Van Helsing]

 :: Zona On Rol :: Mundo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Viejos lugares, nuevos recuerdos. [Privado|Van Helsing]

Mensaje por Zsuzsanna Dracul el Lun Oct 24, 2016 11:48 pm


Oh:

Lugar: Castillo Poenari, Rumania.

Vaya, porquería en lo que se ha vuelto este lugar.

Zsuzsanna había vuelvo después de más de 100 años su antiguo “hogar”, un lugar que fue más su cárcel a manos de su benefactor por más de medio siglo, el castillo Poenari. Todo estaba en ruinas, eso era cierto, pero aún no podía evitar sentir cosas por ese sitio. Sentía muchas cosas, cosas físicas más que nada, ya que la única emoción que le causaba era disgusto eterno, aún así decidió ir, más que todo para mofarse de las ruinas, le causaba cierta satisfacción ver aquello.

En parte le dolía la cabeza por ver tanta gente entrar a aquel lugar donde había sido sus aposentos y tocar aquellas piedras en donde tantas veces lloró por su libertad, añorando cada día poder ver el sol al amanecer y dormir acurrucada en el calor del atardecer. Aquellos días fueron horribles para ella: hambre, dolor, pena, odio, todo volvía a ella en ese momento. Tenía retortijones de tanto asco de que la gente mirara maravillada la habitación en ruinas del monstruo que en algún momento pensó a vomitar. No entendía el porqué le tenían tanta admiración, ¿es que no vieron los muñecos atravesados  con estacas afuera? ¿es que no habían leído lo suficiente de ese villano como para tenerle asco? ¿Creen que todas las historias son una broma mal hecha o son solo historias para hacer que los niños coman la sopa? Miró a una pareja que tomaba fotografías del lugar con una mueca de odio tan intensa que se fueron sin mirar atrás. La vampiresa estaba totalmente consciente de su belleza exorbitante, así como también lo que podía hacer con una mirada o una sonrisa, era algo que su último amor le había enseñado a utilizar, se lo agradecía, pero prefería verla muerta como mínimo.

Si tan solo vieras en lo nada que se te convirtió tu más tesoro, Vlad. Cambiaste tu reino y tu alma por la inmortalidad, ahora mira lo que tienes... unas piedras destruidas, así como tú.

Mencionó al agacharse tomando un puñado de arena seca del suelo. La frotó entre sus dedos desnudos recordando algunos pasajes tristes y lejanos de su vida. Se encontraba en la habitación que compartía con su amada Dunya, su única compañera fiel de condena eterna hasta que Báthory la asesinó a sangre fría, claro era para realizar otras cosas, cosas que le arrebataron a una de las personas que más amaba en su vida. Respiró hondo soltando el polvo con pesar, alguien le hablaba, no sabía si era de verdad o solo voces en su cabeza, ya le había pasado antes.

Por eso uno no debe dejar de alimentarse, te vuelves loco de pronto y sin aviso.
Zsuzsanna se hablaba a sí misma mientras abría uno de los portones que estaban clausurados. Apenas unas cintas amarillas no eran impedimento alguno para que pudiera entrar al mausoleo familiar de los Tsepesh. Si bien hacía mucho tiempo se había cambiado el apellido, aún tenía la sangre de sus ancestros en su muerto cuerpo, aún tenía a sus padres y hermanos dentro. Caminó por los largos pasadizos del lugar con una linterna en la diestra unas rosas blancas en la mano izquierda para sus seres queridos, todo seguía igual. Igual pero más deprimente y con más polvo de lo normal. Aún habían huesos tirados por el piso, huesos que se rompían con cada paso que daba, los mismos crujidos, la misma pequeña capilla con la inmensa cruz.

Mausoleo:




Buenos días señor triste, ¿a usted también lo pusieron ahí por decirle "hereje" a lord Tsepesh?

Preguntó irónicamente hacia la cruz, pues lo que estaba ahí era de verdad el cuerpo de un cura que había retado al lord del castillo alguna lejana vez. Pasó de largo hasta las tumbas de sus familiares. Se puso de rodillas para limpiar los sepulcros. Habían pasado más de ciento cincuenta años y la pena de sus muertes aún no desaparecía, ahora podía sentir más la soledad, pues no tenía a nadie y a nada en este mundo, solo tenía de su parte la venganza, pero no era suficiente.

Mama… tata… Sacha… Mary… sunt Zsuzsanna, scuzați-mă…

Decía en su rumano materno pidiendo disculpas por todo lo que había hecho y por todo lo que no. Tenía ganas de hablar con alguien, de poder contar alguna pena, sentía que no era bueno todo lo que guardaba para sí misma, pero tenía que recordar algo… ella aún era una prisionera.
avatar

Vampiro 1
Vampiro 1

Puntos de Vida :
30

Mensajes :
44

Edad :
93

Localización :
Hawaii.


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejos lugares, nuevos recuerdos. [Privado|Van Helsing]

Mensaje por Van Helsing el Vie Oct 28, 2016 7:45 pm

Van Helsing necesitaba despejar su mente, y que mejor que visitar antiguos lugares y buscar en sus memorias recuerdos de paz, al ver como habían cambiado lugares de guerra.
Luego de tratar de encontrar un lugar propicio para poder tener su momento de calma, Van Helsing decidió partir hasta el Castillo Poenari en Rumania, lugar que tenía mas de una historia de horror y miedo.
Llegando hacia los lugares cercanos al castillo, Helsing podía ver como el lugar se había vuelto un hermoso paraje, lleno de turistas sacando fotografías, niños jugando, sin miedo a que fuesen atacados, o que estuviesen enlistados en los grupos que atacarían dicho castillo cercano.

Caminaba muy tranquilo, despejando su mente en cada paso que daba, ya que notó el buen ambiente que rodeaba al castillo. Ya llegando a la gran construcción, respirando tranquilo, se detuvo a observarla y recordar todas sus acciones…

- Que cambios no?

Hablaba para si el cazador mientras respiraba hondo, pero al terminar de respirar, se dio cuenta de que algo no estaba en su lugar. Las grandes puertas que daban al mausoleo, se encontraban abiertas, y esa zona estaba totalmente restringida, ara cualquier humano, y ellos, eran respetuosos en ese aspecto

- Y yo que pensaba venir a despejarme.


Tomó su ballesta cargada con saetas con puntas de plata y bañadas en agua bendita, y se dirigió muy sigiloso hacia el interior del mausoleo, poco a poco se iba adentrando en la construcción calavérica, y a lo lejos escuchaba una especie de lamento en rumano

Mama… tata… Sacha… Mary… sunt Zsuzsanna, scuzați-mă…

- Espero no sea quién creo que es

Dijo para sí y se quedó quiero esperando a si escuchaba algo más de la persona o cosa que estuviese mas adelante
avatar

Cazador 5
Cazador 5

Puntos de Vida :
30

Mensajes :
15


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejos lugares, nuevos recuerdos. [Privado|Van Helsing]

Mensaje por Zsuzsanna Dracul el Sáb Oct 29, 2016 7:42 pm

Zsuzsanna estaba muy metida en sus propios pensamientos, cantaba entre susurros y decía poemas que su madre había escrito alguna vez cuando estaba viva. Movía las manos en suaves bailes acompañando cada frase que salían de sus carnosos labios carmesí. Sin embargo, su sonrisa se borró completamente, su semblante se oscureció. Pronto comenzó a dar aplausos lentos que simulaban el sonido del ritmo cardíaco que llegaban a sus oídos. Había alguien ahí, pero no estaba asustada en absoluto, aún seguía sentada frente a la tumba de sus padres con los ojos cerrados.

Después de tanto tiempo tus latidos siguen siendo los mismos. No haz cambiado nada, mi amado sobrino...

Con tranquilidad se levantó del suelo, limpió sus ropas del polvo y restos de huesos molidos antes de abrir los ojos mirando exactamente el lugar donde estaba el cazador por un segundo. Usando su velocidad sobre natural llegó a estar frente a él, justo a un paso de distancia. Definitivamente el agua bendita hacía que se incomodara, su piel quemaba y picaba, pero la verdad era que prefería ocupar su tiempo en mirarlo a los ojos, aquellos que no había visto hacía más de cien años. Los últimos que vió antes de que las puertas se sellaran para siempre, o por lo menos parecía que esa era la intensión. Alzó el dedo índice y medio de la mano izquierda apartando el arma que le apuntaba directo al pecho. Levantó la diestra al rostro ajeno y acarició su mejilla con el dorso de la mano con tanto amor como la de una madre que veía a su hijo después de mucho tiempo, su mirada encerrada la ternura que tenía encerrada en su cuerpo hacía mucho, su rostro esbozaba una sonrisa amable, muy ligera como la brisa de primavera que daba un brillo especial a su pálida piel que hacía una perfecta armonía con sus colmilos perlados, perfectamente afilados. Recordando lo peligrosa que aún podía ser tras tanta belleza.

Siempre tan calmado, tan dulce, tan guapo. Eres mi amado sobrino, no hay duda...

No había pasado ni medio segundo cuando aquella aura de amor desapareció en totalidad dando paso a una mirada de odio, su hermoso rostro se deformó por completo dando paso a uno de los más horribles que podrías imaginar. Abrió la boca como si fuese una cobra a punto de atacar a su presa mostrando que sus una vez estéticos colmillos ahora eran más grandes y más amenazantes. Sus ojos se llenaron de sangre dando matíces diferentes dada por su heterocromía. Sus cabellos castaños se alzaron como el pelaje de un gato enojado. Era la clara señal para salir corriendo lo más lejos de ella, había dado la señal para despertar el instinto de supervivencia de cualquier ser. Pronto dio un paso más hacia el hombre como si quisiera atacar directo a su cuello, pero no lo hizo. Sus brazos se enredaron en el cuello del más alto, su cara se refugió en el cuello de este haciendo que ya no quedara espacio entre ellos. Dio el abrazo que estaba esperando hace mucho.

Am fost dor de tine, idiotule... Mă ții în brațe....

No esperaba que él correspondiera al abrazo, estaba en su derecho de no hacerlo. Era lo justo Zsuzsanna le había hecho tanto daño en el pasado que podía decidirlo, pero ahora ella solo quería un abrazo del menor, quería sentir el calor de sus brazos, de su piel rodear su cintura como lo hacía antes. Antes de que la encerrara sin sentido, antes de que la vampiresa perdiera la cordura, antes de odiarlo tanto.

Te iubesc... Voi omorî Abraham Van Helsing...

Dijo finalmente al oído del menor, pero no con voz de amenza, sino como un susurro lleno de amor, como la de una joven enamorada dijera un soneto lleno de melancolía a su amante eterno.

Apariencia:
avatar

Vampiro 1
Vampiro 1

Puntos de Vida :
30

Mensajes :
44

Edad :
93

Localización :
Hawaii.


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejos lugares, nuevos recuerdos. [Privado|Van Helsing]

Mensaje por Van Helsing el Jue Nov 03, 2016 2:49 am

Van Helsing no podía creer lo que sus ojos veían, ese rostro, ese cuerpo, tan igual, como si el tiempo realmente se hubiese detenido. Él había conocido vampiros, y hasta ellos envejecían aunque fuese un poco, pero ella no… Zsuzsanna estaba igual, tan así, que hasta su forma de actuar tan… bueno.

Helsing poco a poco fue observando detalladamente cada movimiento, en caso de que tuviese que actuar en contra de ella, mas que mal, era una vampiresa, y una de las que mas había que temer, ya que no solo era antigua, sino también, sabía de peleas, sangre, dolor y muerte.

- No me llames sobrino, dejaste de ser mi familia cuando te convertiste en ese ser asqueroso

Le dijo a la vampiresa, sin denostar ningún sentimiento, ya que si lo llegaba a hacer, su corazón latiría de forma distinta y podría delatar cualquier movimiento que Helsing usara para manejar la situación, y bueno… no era ni la primera, ni sería la última vez en tratar con esas pestes.

- nu încercați să flateze

Dijo con voz fuerte y resonante entre todas esas murallas calavéricas

- ¿Acaso pensaste que he olvidado las lenguas?, no creas que las cosas han cambiado…

La proximidad de la vampiresa era algo común en todas las de su especie cuando querían seducir a un hombre, o peor aún, cuando deseaban matarlo, es por eso que cuando dijo sus verdaderas intenciones, Van Helsing dio un salto hacia atrás y apuntando fieramente su ballesta hacia su “tía” disparó el gatillo, apuntando en su entrecejo, ya que aunque no le diese del todo, la cercanía con la saeta bendecida propinaría la reacción adecuada en el.

Después de disparar su ballesta con certeza le gritó a la vampiresa

- No vuelvas a decirme Abraham


Saeta recubierta de Agua Bendita y Oraciones Taoístas, grabadas con pequeñas cruces de titanio
Numero de Saetas : 20

Puntos de Vida: 30/30
Puntos de Habilidad: 40/40
Ronda de Combate: 1
avatar

Cazador 5
Cazador 5

Puntos de Vida :
30

Mensajes :
15


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejos lugares, nuevos recuerdos. [Privado|Van Helsing]

Mensaje por The Author el Jue Nov 03, 2016 2:49 am

El miembro 'Van Helsing' ha efectuado la acción siguiente: Golpe


'Ataque' :
avatar

Admin
Admin

Puntos de Vida :
Indefinidos

Mensajes :
208

Localización :
Omnipresente


Ver perfil de usuario http://intothedarkness.foroes.org

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejos lugares, nuevos recuerdos. [Privado|Van Helsing]

Mensaje por Zsuzsanna Dracul el Jue Nov 03, 2016 8:30 am

La vampiresa esperaba aquella respuesta del menor, no se esperaba menos ni más. Estaba consciente de su odio y aunque no lo entendía, solo lo aceptaba. Él se separó del tierno abrazo de tía, pero no dijo nada, solo cerró los ojos con la diestra hecha puño sobre el pecho, en donde se suponía estar su corazón ya muerto hace mucho. Su semblante llevaba consigo demasiada tristeza enmarcada con cada palabra que le decía, le quería hacer saber de cierto modo de que la lastimaba. En realidad lo hacía, pues no pensaba que él le podía decir eso. Ella lo amaba demasiado en algún tiempo, amor que está vuelto odios, pero que aún guardaba cierto rastro diluido.

Micul meu Bram...



Se logró escuchar en voz muy baja antes de que escuchara el destensar del mecanismo de la ballesta. El silbido de la flecha le indicaba que iba a ir directo a cabeza. El cazador la había lanzado con la intensión firme de asesinarla. En aquellos efímeros segundos pasaron demasiadas cosas por su mente. Su primer pensamiento fue quedarse quiera para que la flecha bendita le quitara su segunda vida, estaba agotada de odiar sin resultados, estaba cansada de amar y ser traicionada a quienes le entregó la vida o su muerte, simplemente estaba cansada de todo y si su salma tenía que vagar por la eternidad atrapada en la tierra, lo iba aceptar. Sin embargo, la rápida imagen de una mujer de cabellos de oro hizo que recapacitara. No iba a morir y dejar que los que la mataron tantas veces sigan vivos.

Al abrir los ojos usó nuevamente sus habilidades para esquivar el ataque con facilidad y sobretodo con elegancia al moverse dos pasos a un lado para detener la flecha por la cola. Si, aunque aquella estaba bendita y le quemaba, incluso hasta dejar marcas negras en su piel, no la soltó. En esos momentos no sentía dolor, solo angustia y tristeza profunda. Solo la miraba con demasiada pena como si ahí pudiera ver todas las miserias por las que pasó en su vida maldita. Tras unos segundos la soltó y vio cómo esta caía entre los antiguos huesos de sus víctimas o quizás antepasados, no podía recordar con exactitud si era ahí donde cenaba.

Tus palabras duelen como granizo sobre la piel, mi amado Bram. Aún cuando sabes lo que hiciste, tu abandono y tu traición duele más que pisar lava ardiente. No sé porqué estás enojado conmigo, no sé qué te pude hacer para que te sientas así. Solo sé que me obligas a tomar una decisión entre dos opciones, porque no puedo amarte ni odiarte a la vez, no tienes más ese privilegio en mi corazón... Ahora solo elige tu destino al lado de tus antepasados. No tomes mi mano, pero al menos escucha las voces de los que vinieron antes que tú, pero aún permanecen aquí, escucha los susurros de la dulce muerte...



Quizás sus palabras no tenían sentido, tal vez había caído profundamente en el abismo de la locura y ahora solo decía delirios. Delirios peligrosos para aquellos que ganaron su amor algunas y que osaron traicionarla. Caminó lento, con mucha delicadeza, al fin y al cabo fue criada como una princesa. Si bien odiaba demasiado su árbol genealógico, aún mantenía ciertas costumbres.

¿Recuerdas cuando secuestré a tu hermano por error? Tsepesh me castigó por mi equivocación. Me tuvo colgada de las muñecas por tres días y obligó a Dunya a que me clavara una estaca en el hígado cada vez que la iglesia anunciaba que se cumplía una hora. ¿Divertido, cierto?


Zsuzsanna andaba por el cementerio como si estuviera caminando por un jardín lleno de rosas en un día soleado. Apuntó el lugar donde había estado castigada de la cual solo quedaba el recuerdo de una cadena oxidada en el piso. No le importaba si le seguía o no o si la atacaba de nuevo, ella estaba solo concentrada en enseñarle su antiguo hogar al menor. Sabía que él ya conocía el lugar, pero no creía que lo conociera tanto como ella. Fue hasta donde yacía en el suelo una jaula cuadrada de metal hecha para humanos de la cual tenía una extraño embudo.

Mira este era el favorito de Elizabeth. Ponían al humano dentro y mandaba a uno de los sirvientes a que picara al pobre desichado con una lanza caliente. La sangre goteaba por el embudo y ella se bañaba en ella... personalmente nunca me agradó su forma de alimentarse. Estaré maldita por la eternidad, pero al menos tengo derecho a elegir el cómo acabará mi víctima, ¿no lo crees?.



Se sentó tranquila sobre la jaula, cruzaba las piernas y lo miraba aún con mucho amor, como de una madre a su hijo. No podía dejar de hacerlo, para ella, él era hermoso físicamente. Esos ojos azules solo le recordaban a los de su madre, una mujer llena de amor que dio todo hasta el último momento, que vivió entregando todo y que murió amando con fervor a su familia sobre todas las cosas. Zsuzsanna trataba de no sentirse afectada, pero solo quería llorar. Se sentía pésimo en solo pensar que a la única persona que le queda en el mundo, él único con el que compatía sangre, era su peor enemigo. No quería que fuera así, pero al parecer ese era el destino para ambos. Trató de almar lo más posible todas sus penas y recuerdos antes de poderle ver a los ojos fijamente y hablar, aunque sabía que se iba a romper en algún momento.

Aún no me explico el porqué sigues asesinando a aquellos que provienen de tu misma casta... una asquerosa casta que nos heredó Tsepesh, pero aún así seguimos siendo tu familia, ¿cierto? ¿Por qué más vendrías aquí? Viniste a ver a tu padre y a tus abuelos a este detestable castillo lleno de barbaridades, atrocidades que el mismo Dios de los cielos estaría asustado de verlo, quizás sea el único lugar donde los ángeles temblarían antes de ingresar a este lugar. ¿Por qué quieres matar a los que te aman? ¿Por qué quieres asesinarme? ¿Por qué vas a traicionarme otra vez? ¿No fueron suficientes 100 años de encierro? ¿Por qué Bram? ¡¿Por qué?! ¡¿POR QUÉ A MÍ?!


Ese momento llegó muy pronto y solo agachaba el rostro para que no pudiera verle llorar, aunque creyó que eso era imposible, pensó que se habían acabado todas las lágrimas, pero eso era solo otra mentira que su locura inventó para sentirse mejor. Ella aún lo amaba, aunque sabía que él la odiaba más que a nada en el mundo.
avatar

Vampiro 1
Vampiro 1

Puntos de Vida :
30

Mensajes :
44

Edad :
93

Localización :
Hawaii.


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejos lugares, nuevos recuerdos. [Privado|Van Helsing]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Zona On Rol :: Mundo

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.