Ambientación

Innumerables son las historias que conocemos, de seres mágicos, mundos lejanos, incluso dimensiones paralelas. ¿Qué pasaría si te digo que todo lo que has oído es real?. Si, todo es real, y está a solo un paso de distancia.

Hace mucho tiempo la gente que dominaba la magia y hechicería tuvo ambiciones destructivas para con si mismos y el mundo, pensaron que al poseer dicho conocimiento serían seres casi omnipotentes, lo que ellos no conocían era que al abusar de ella, las barreras que mantenían a los mundos separados comenzaron a unirse gracias a la oscuridad que crecía en los reinos por estos abusos.

Hoy en día cualquier raza puede encontrarse en cualquier reino, ya que las brechas espacio tiempo creadas por la oscuridad, las cuales todos conocen como Portales, les permiten viajar entre ellos, aunque todo viaje tiene sus consecuencias...

Últimos temas
» En qué estás pensando.
Jue Mayo 24, 2018 12:00 am por Amalia Borgia

» Bonjour ma petite fille. [Privado|Rosie]
Vie Feb 10, 2017 5:25 am por Aleksandr Bozkurt

» Confieso que
Sáb Ene 14, 2017 6:09 am por Rosie

» Una tarde afortunada. [Privado-Rosie]
Jue Ene 05, 2017 9:13 pm por Rosie

» Habilidades Aprobadas
Vie Nov 11, 2016 6:53 am por The Author

» Ronda 1, Dupla 3 vs Dupla 10
Vie Nov 11, 2016 2:36 am por Jeanne D'Arc

» Presentación || [Privado con Participantes]
Vie Nov 11, 2016 2:03 am por The Author

» Ronda 1, Dupla 6 vs Dupla 7
Vie Nov 11, 2016 1:54 am por The Author

» Ronda 1, Dupla 5 vs Dupla 8
Vie Nov 11, 2016 1:53 am por The Author

Administración
The Author
Magic Quill
Administrador
Enviar MPVer perfil
Alioscars
PJ masculino
Kristoff
Mejor tema
WYD
Mejor pelea
We'll have to hurt for now
Pj femenino
Caliel [Chesire]
La heroína
Rhiannon
El villano
Hayate Tsubasa
Moderadores

Competidores
Créditos
Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best.

Into the Darkness is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional LicenseEste foro es responsabilidad de la Administración y los moderadores, los elementos utilizados en los documentos de cada raza fueron obtenidos en gran parte de libros de rol de mesa, las imágenes fueron obtenidas de Google, tumblr y bing.

[Priv. Leviatán] Come back to me, now.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Priv. Leviatán] Come back to me, now.

Mensaje por Amalia Borgia el Lun Sep 12, 2016 6:01 am


Había escuchado los consejos de los sabios, entendía el peligro que corría y aún así nada importaba, no desde que él había desaparecido y sin una explicación no podía mantener su espíritu en paz y es que no importaba nada más que escuchar una respuesta por más tonta que fuera, sólo una respuesta, nadie se va sin razón ¿O si?

Muchas leyendas entre los lobos hablan sobre los compañeros y el peligro de encontrar uno y es que Gaia en su eterna sabiduría dispuso que para todos los lobos había un compañero, un perfecto complemento con quién conocerían una clase de amor que nadie más podía darles y Amalia estaba segura de que lo había encontrado, no importaba cuantos brazos la sujetaran, cuantos labios recorrieran su piel, cuantas manos la tocaran, nadie podía borrar a Leviatán de su piel y poco a poco la ausencia de aquel demonio comenzaba a hacerse desesperantemente peligrosa. Lo había notado hace algunos días, su olfato estaba fallando y ya no reconocía los aromas que antes eran naturales para ella, su visión, aunque buena parecía haber descendido a la de un humano, transformarse comenzaba a doler más que de costumbre y era por él, lo sabía, no había otra explicación.

Ignorando cada consejo, cada gramo de sentido común ingresó a aquel lugar en el que los valientes mueren, en el que los enamorados lloran, en el que los sabios pierden la memoria... el infierno. Ayudada por un demonio de ojos anaranjados y manos negras ingresó a través del más oscuro de los portales y por unos segundos no sintió nada, sonidos, aromas, imágenes, todo se había apagado.

Al llegar no había llamas, ni demonios, no había ríos de lava, en cambio sólo escuchaba lamentos que gritaban su nombre, lamentos de todas y cada una de las victimas que había aplastado bajo sus garras y entre sus colmillos, los gritos comenzaban a hacerse cada vez más fuertes y entre todos escuchaba un grito en particular que le erizaba el cuerpo, esa voz, esa ronca y cansada voz.- Rodrigo. -Sus manos se empuñaron tanto que sus uñas herían sus palmas.- No eres real... no eres real... no eres real. -Respiraba con dificultad mientras sus pasos seguían avanzando, debía atravesar aquel lugar, debía soportarlo y tal vez si Leviatán sabía que ella estaba allí iría a buscarla, tal vez.

El cielo era un manojo de nubes negras que chocaban produciendo los más horribles truenos, el suelo era una masa de tierra mezclada con petroleo, el aroma era casi insoportable y poco a poco comenzaba a sentir que su cuerpo pesaba, tanto que su piel se rompía, observó sus brazos y en efecto, algunos rasguños comenzaban a hacerse más notorios, dolía, sangraba, pero nada de eso importaba si lo encontraba.

Indumentaria:
avatar

Licántropo 5
Licántropo 5

Puntos de Vida :
30

Mensajes :
142


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv. Leviatán] Come back to me, now.

Mensaje por Isley [Leviatán] el Mar Sep 20, 2016 7:36 am

En este tiempo, en el presente, el ahora, poseyendo de un cuerpo propio capaz de permitir estar en cualquiera de los mundos y espacios conocido por los oscuros sin presentar algún problema o tener que preocuparse porque no pueda soportar alguna condición de dicho espacio, con bajo a su mando un incremento en el número de legiones de demonios entre otras razas con una mayor calidad de soldados entres sus filas, y aún mas importante su propio poder individual así como su verdadera esencia demoníaca hace tanto milenios le habían arrebatado ahora regresado a él con mayor potencia después de ser recuperada con todo y prisión en la que se encontraba, Leviatán quien se ven había sido dado como una existencia eliminada por héroes legendarios y celestiales se rumoraba había regresado al infierno sin dar una sola palabra aquellos que reinaban en este, tal vez con todo lo que se encuentra en sus garras es lógico que sintiera la complacencia mas grande que cualquier oscuro pudiera sentir, pero aun así la realidad mostraba que el Leviatán se encontraba mas vacío que nunca, todo aquello que ha conseguido fue dado por un gran esfuerzo e innumerables así como invaluables vidas de los que fueron fieles hasta el último momento a él.

Sin desear comentar la pérdida más grande que era lo que inexplicablemente parecía matarlo por dentro al inmortal, aunque con un solo chasquido de sus dedos era suficiente para enviar a volar a medio círculo infernal en el que se encontraba realmente su estado de ánimo lo afectaba, desde su regreso su primera parada en el mundo de los mortales después de tanto tiempo luchando en aquel plano mágico al darse cuenta que ella ya no se encontraba viviendo en el lugar que recordaba su corazón comenzó a ser contaminado con una nueva preocupación, Leviatán intentaba calmarse y pensar razonablemente puesto conociendo su forma de ser sabía que ella no le gustaba permanecer mucho tiempo en un lugar, en especial en un modesto departamento en medio de una gran ciudad, él se comentaba que debía de esperarse eso y pensar con mayor amplitud,  pero aun así con esas palabras la preocupación la cual intentó mantener bajo control creció con velocidad cuando sus hombres no podían dar rastro con ella, incluso entre usando las redes de otras razas sobrenaturales que afiladas a la naturaleza y así como espíritus del bosque no se podían dar con el paradero de su amada loba.

El estado de Leviatán resultaba peligrosamente cambiante, como no había conseguido nada buscando en el mundo de los mortales solo quedaba algo que no había pensado con anticipación en el pasado, y es aquellos mundos que están mas en constante contacto los unos a los otros, pero aun buscando personalmente y no pidiendo ordenando la colaboración de otros no había buenos resultado, tal vez una que otras pistas extrañas pero aun así no era suficiente, él deseaba tenerla a su lado,  deseaba que su corazón volviera a latir por su presencia, sentir la calidez de su cuerpo cuando la abraza y perder todo lo que fuera posible en sus labios, en lo profundo de su corazón realmente se encontraba deprimido, pero en el exterior a todo aquello que llegaba a molestar la tranquilidad simplemente la ira que sentía era desatada sobre las pobres existencias que sufrían tal infortunio.

Ahora en el propio infierno sus consejeros se tomaron la oportunidad de sugerirle a su temible señor que se tomara un pequeño descanso, pero aun así si entender el poco de hallar a la joven loba le causaba tal pérdida de razonamiento a su señor los sabios así como astutos demonios también anexaba a la sugerencia el triplicar la cantidad de miembros en las búsquedas, Leviatán la verdad no sentía cansancio alguno pero lo permitió, por lo que su estancia actual era uno de sus castillos ubicados en el infierno, sentado en una trono plateado con un diseño cadavérico, el salón sin duda era un espacio amplio de unos quince metro en altura así como unos treinta metros al cuadrado que permitía la presencia a varios miembros de su legión estuviesen presente todos en su diversas formas, algunas gigantes como otras diminutas similares a los diablitos, mientras que su Señor así como Rey permanecía sentado en su trono delante de ellos aún con una forma humana y una vestimenta relativamente causal sin decir ninguna palabra, sus súbditos sin duda permanecían en silencio pero era notable el asombro que sentían por el inusual comportamiento  de su señor, aunque el temor de decir algo era mayor, bien era sabido que aun en la tranquilidad que se encontraba aparentemente cualquier acción equivocada podía dar fin a la existencia de alguno de los presentes.

Sin palabras que decir una figura femenina se acercaba lentamente, similar a una mujer humana pero con detalles notables como un tono de piel grisáceos con una cabellera larga color rojo fuego, su vestimenta era ajustada y no era más que una mini falda negra así como un blusa ajustada que encerraba su gran busto, un par de alas de murciélago y la propia cola larga que termina en punta, sus ojos rojo rubí con los que seducía a cualquier humano por más puro que fuera, aunque ante los ojos de Leviatán esa belleza no era nada más que una simple súcubo que carecía de importancia para él. “Mi gran señor Leviatán, se reporta que una entrada no permitida fue detectada en el sector 98 corte 14 del presente circulo” Reportó de una forma que mostraba respeto ante aquel que en el trono se encontraba sentado pero sin dejar atrás lo lascivo de su naturaleza, pero Leviatán no comprendía porque lo molestaba con esto, esperaba un reporte de la búsqueda no de algo tan trivial por lo que su mano se levantó y señaló hacia la infernal seductora, con miedo ante la acción del Rey Demonio la súcubo rápidamente grito. "Señor, se trata de una mujer lobo con características similares" Ante esas palabras Leviatán en silencio se levantó, en su interior una serie de reacciones tan variables ocurrían que eran difíciles de explicar.  "Inútil, decirlo primero" Exclamó con tranquilidad el demonio para luego observar como aquella súcubo dejaba de existir en cuestión de segundo.

Leviatán:
avatar

Demonio 5
Demonio 5

Puntos de Vida :
30

Mensajes :
58


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv. Leviatán] Come back to me, now.

Mensaje por Amalia Borgia el Vie Sep 30, 2016 6:03 am

Poco a poco el dolor se hacía más fuerte y comenzaba a marearla, un sabor amargo en su boca y un zumbido en sus oídos. Pasó la mano por su brazo izquierdo y notó que ya estaba sangrando demasiado, pero su regeneración no hacía nada, era como si la hubiese perdido por completo y aún ni un solo rastro del demonio, pero debía estar allí, si no estaba en ninguna otra parte debía estar allí.- Leviatán. -Intentó gritar, pero ya no le quedaban fuerzas, a penas un murmullo, a penas un susurro que el viento se llevaría. Avanzó un poco más, pero sus pies la traicionaron y tropezó cayendo de rodillas al suelo, la piel se le abrió al contacto con aquel negro lodo, ardía, quemaba, pero no iba a llorar, no iba a gritar, ni siquiera iba a quejarse, no hasta encontrarlo.

A lo lejos dos demonios menores la observaban, tal vez no la conocían, tal vez ni siquiera sabían de quién se trataba, pero fuera como fuera consideraron que era divertido ir a "jugar" con ella y sin más se abalanzaron contra la loba.

Lo primero que sintió fue un golpe seco en la nuca, uno que había sido dado con la intención de dejarla sin consciencia, pero gracias a su fuerza aquello no funcionó. Alzó sus ojos cansados sin entender lo que ocurría, pero antes de que pudiera decir algo uno de los demonios le lanzó una patada que acertó en su mentón, la fuerza fue tal que el cuerpo de Malia se levantó del suelo y fue lanzado algunos metros. Al caer intentó enderezarse, pero dolía demasiado, con pesar tosió  sangre y a penas sus ojos pudieron ver el brillo carmesí algo dentro de ella se encendió... Rabia.

Los ojos de la loba se encendieron de azul eléctrico y en seguida supo que sólo necesitaba atacar, no importaba si en ello se le iba la vida, debía atacar. Se puso de pie aguantando el dolor, la sangre goteaba desde su cuerpo como si desesperadamente quisiera escapar. Una sonrisa se formó en sus labios mientras sus ojos se quedaban fijos en el demonio que la había pateado y utilizando su velocidad supernatural llegó hasta él en segundos y abrió su boca para morder el rostro ajeno, en a penas un parpadeo había devorado a aquel demonio y sus restos yacían en el suelo. Con la boca sucia y los ojos aún teñidos de electricidad miró al otro demonio.- Leviatán, necesito ver a Leviatán. -Su voz sonaba como gruñidos y a pesar de que se encontraba en pésimas condiciones eso no significaba que no pudiera matar.
avatar

Licántropo 5
Licántropo 5

Puntos de Vida :
30

Mensajes :
142


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv. Leviatán] Come back to me, now.

Mensaje por Isley [Leviatán] el Mar Oct 11, 2016 9:16 pm

Como un vendaval consumiendo en ruina todo lo que estuviera a su paso así se encontraban diferentes sentimientos y emociones habitantes en el oscuro interior del Leviatán. Culpa, tristeza, esperanza y mucho mas todo concentrado en constante movimiento causando estragos dentro de él, su mente se nublaba con facilidad, sus acciones se volvía las mas inapropiadas, pero aun así… sintiera que estaba siendo destruido desde lo más profundo de su corazón el poder sentir algo nuevamente le resultaba lo mejor, el poder volver a sentir algo es solamente gracias al amor que ella le daba y por el que él siente por ella, su cuerpo y gran parte de su alma pudo perderse pero al final pudo recuperarlo, pero si la perdía a ella, si perdía a su amada no habría forma que Leviatán pudiera sobrevivir a ese hecho, ya no podía considerarse un inmortal ya que su existencia y su corazón le pertenecen a ella. – ¡Malia! – Gritó rompiendo el silencio presente en la sala mientras su cuerpo era consumido por un brillante y oscuro trueno descendente.

¿Cuántos milenios habían sido desde la última vez? Le resulta difícil recordar después de tanto tiempo, pero de todas formas no se tomaba el tiempo para divagar sobre ese asunto. En las tierras infernales que a Leviatán le había informado lo ocurrido resultaban ser una tierra sin reclamar ya que no existe valor alguno que fuera causa suficiente para que un demonio mayor tomará acciones para hacerse con ella, por eso no importaba lo que pasara en ese lugar a nadie de la orden superior le importaría. – ¡Malia! – De entre las nubes oscuras de tormenta sonaba una profunda voz, diferente como antes pero sin duda era perteneciente al demonio el cual con su visión permitía visualizar desde los cielos a su amada herida y dos insignificantes seres intentado lastimarla.

Era como si el universo le tentara a tomar otro pecado con dicha escena, un rugido proveniente de su parte sonó obstruyendo el propio estruendos de los truenos, de las oscuras nubes tormentas como si de una leyenda se tratara emergió leviatán en una forma que tiempo atrás había sido olvidada por todos, su gran cuerpo era de una longitud qué difícil resultaba ser medida y ocupaba gran parte del cielo, alargado como el de una serpiente y lleno de brillantes escamas azules-verdosas, su cabeza poseía rasgos como el de un dragón y una serpientes mostrando un par de apéndices sobre su boca que daban similitud a un bigote, estos movidos a voluntad se extendieron hasta los dos demonios matándolos y llevándolo hasta sus fauces.

Su gran cabeza seguido por aquel interminable cuerpo descendía hasta la dirección donde su amada se encontraba, una luz oscura inundó todo aquel mitológico cuerpo mientras la serpiente demoníaca se encogía y con mayor facilidad se enrollaba alrededor la menor – Malia – Su voz comenzaba a sonar más humana mientras entre aquel torbellino de luz se formaba un cuerpo humano nuevamente, sus brazos rápidamente la tomaron de su cuerpo en un abrazo. – Resiste, te lo ruego – Su tono de voz resultaba verse tranquilo, pero la desesperación retumbaba en su interior.

– Te salvaré, pero resiste. – Las lágrimas comenzaba a escapar de aquel inexpresivo rostro, sus cuerpo exigía mas fuerza en el abrazo pero su mente le recordaba que tenía que ser cuidadoso, ambos cuerpos fueron consumidos por un trueno de cielo para en un abrir y cerrar de otros encontrarse en una habitación, ambos recostados en una gran cama mientras alrededor de esta se encontraban criaturas de la naturaleza con cuerpo femenino similares a las mujeres humanas solo superando su belleza por mucho. – Traigan el elixir Milagro de la Reina Santa – Ordeno inmediatamente para solo en cuestión de segundo una elfa de piel oscura trajera un cofre dorado abierto donde en su interior se encontraba un pequeño de cristal con un liquido rosa en su interior. – Aquello, los milagros son llamados así porque son imposibles, pero no existe nada imposible. – Destapando aquel frasco con cuidado, en su interior no existía más de 300 mililitros de aquel líquido que cura todo mal y mejoraba las capacidades así como habilidades de quien tomaba de él, solo una gota era necesaria para alejar la muerte pero Leviatán no limitaría, con cuidado acercó la boca del frasco a los labios de su amada. – Con esto podrás sanar tus heridas en segundo, toma todo –
avatar

Demonio 5
Demonio 5

Puntos de Vida :
30

Mensajes :
58


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv. Leviatán] Come back to me, now.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.